Harriet Morrison Irwin 1828-1897

Harriet Morrison Irwin

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Harriet Morrison Irwin fue la primera mujer estadounidense en obtener una patente por un diseño arquitectónico. Pese a no tener formación reglada en arquitectura, propuso un modelo de vivienda destinado especialmente a las amas de casa con algún tipo de limitación física o enfermedad. Su diseño destaca por facilitar el mantenimiento del hogar y potenciar la iluminación natural y la ventilación de los espacios.

Harriet Abigail Morrison Irwin nació en el Condado de Mecklenburg (Carolina del Norte, Estados Unidos) en 1828. La tercera de diez hermanos, creció sumergida en los libros y escribiendo relatos, lejos de los juegos y la actividad física de la granja familiar debido a su frágil salud. Su padre, pastor presbiteriano, educó a sus hijos e hijas en casa, pero ofreció a ella la posibilidad de continuar los estudios secundarios en la institución para mujeres Salem Female Academy, donde recibiría al tradicional educación para señoritas de clase alta que no satisfizo su curiosidad por las matemáticas avanzadas y la ingeniería.

A los 19 años se casó con James Irwin y fijó su residencia en Charlotte. Él era un hombre adinerado y culto, coeditor de la revista The Land We Love, donde Harriet publicaría numerosos relatos de ficción romántica, pero también artículos sobre religión y política. Pese a sus problemas de salud, dio a luz a nueve hijos en un contexto marcado por las tensiones de la Guerra de Secesión.

Pasado el conflicto armado, la ciudad de Charlotte inició un gran desarrollo urbano con la construcción de un gran número de edificios de nueva planta que despertaron otra vez el interés de Harriet por la arquitectura y la ingeniería. Dada su propia experiencia como mujer frecuentemente enferma, comenzó a investigar en el diseño de una vivienda práctica y económica pensada especialmente para amas de casa con algún tipo de limitación física o enfermedad. Comenzó a estudiar los textos especializados más populares de la época, en especial las obras de John Ruskin, cuyas teorías reconocían en la naturaleza un enorme potencial para contribuir a la salud física y mental de las personas y apostaban por edificios bien conectados con el exterior.

En agosto de 1869, a los 41 años y sin formación reglada en arquitectura, Harriet Morrison Irwin obtuvo una patente oficial para la tipología de vivienda que había desarrollado: la Casa Hexagonal. Se convirtió en la primera mujer en lograr una patente arquitectónica en los Estados Unidos. El diseño se centraba en la optimización de la luz natural, la ventilación y el uso del espacio. Las estancias interiores tenían la planta en forma hexagonal, romboide o de alubia para hacer más fácil la limpieza y evitar la acumulación de polvo y suciedad en las esquinas. Su principal preocupación era la ubicación de puertas y ventanas que determinaba la relación de la vivienda con el exterior. El diseño de los huecos debía permitir una buena ventilación en los meses cálidos, pero garantizar un buen asilamiento en el invierno. La Casa Hexagonal evitaba los pasillos, y centralizaba el acondicionamiento de la vivienda en una sólo chimenea central conectada al resto de estancias por conductos de distribución. Irwin pensaba que a mayor número de chimeneas, mayor era la suciedad en el aire y mayor la necesidad de mantenimiento y limpieza.

Para promocionar su vivienda, ella misma construyó y vivió en una, publicó diversos artículos en revistas especializadas y una novela, The Hermit of Petraea, en 1871. Ese mismo año, fundó junto con su marido y su cuñado The Hill and Irwin Land Agency, una promotora especializada en la construcción de viviendas hexagonales siguiendo el diseño de Harriet. Al menos tres viviendas de esta tipología fueron construidas en Charlotte, aunque no se conserva ninguna.

Referencias: 

Arquitectas Pioneras de Carolina del Norte

Oficina de Patentes de Estados Unidos: Patente de la Casa Hexagonal de H.M.Irwin.

Anuncios
Etiquetado ,

Un pensamiento en “Harriet Morrison Irwin 1828-1897

  1. Elena Lucca dice:

    Muy interesante el pensamiento de construir utilizando los elementos de la Naturaleza como fuente de salud y bienestar.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: