Delfina Galvez Bunge de Williams 1913-2014

zm galvez 01

Delfina Galvez Bunge de Williams (1913-2014) arquitecta. Trabajó asociada a su marido el arquitecto Amancio Williams. Fue presidenta de las Asociación Argentina de mujeres hispanistas hasta que cumplió 100 años.

Delfina Gálvez Bunge de Williams (1913-2014) fue una mujer que perteneció a ambientes progresistas y cultos del cambio de siglo en Buenos Aires. En 1931 con 18 años entró en la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Buenos Aires, donde conoció a Amancio Williams con quien se casó en 1941 y tuvieron 8 hijos.

En los primeros años de casados trabajaron juntos. En 1942 realizaron ambos su primer proyecto junto a Jorge Vivanco consistente en departamentos en block para la ciudad de Buenos Aires, que se llamó “Viviendas en el espacio. Según Roberto Fernández “estos proyectos fueron conocidos y elogiados por Le Corbusier -en su (…) ensayo aparecido en la revista L’Homme et l’Architecture de 1947″. El maestro suizo posteriormente encargará a Amancio Williams el desarrollo de la casa Curuchet en La Plata.

Ella negó en diferentes entrevistas la autoría compartida de diversas obras, incluida la Casa del Puente en Mar del Plata, para el compositor Alberto Williams, padre de Amancio. Sin embargo, en la publicación contemporánea de Alberto Sartoris Encyclopédie de l’architecture nouvelle, Milán, 1948 aparecen distintos proyectos de autoría compartida: Amancio Williams et Delfina G. de Williams. En esta publicación además de obras compartidas aparecen obras de autoría individual de Amancio Williams y otras que comparte con César Janello, Colette B. de Janello y Jorge Butler. Este reconocimiento de coautorías, que seguramente fue dado por el propio Williams desaparece en la mayoría de los relatos historiográficos sobre él.

En el artículo La Casa sobre el Arroyo de Amancio Williams: crónica de una cruzada en ICANEWS de 2007, la arquitecta Graciela Di Iorio, Directora de la Casa, escribió: “La vivienda estudio, también conocida a nivel local como “La Casa del Puente” fue diseñada y construida en Mar del Plata, Argentina, entre los años 1943 y 1945 por el arquitecto Amancio Williams con la colaboración de la arquitecta Delfina Gálvez de Williams”. A pesar de ello, en diversas entrevistas la propia Delfina no reconoce ningún protagonismo propio en las obras de su esposo, y en este caso como mucho se asignaba el mérito del mobiliario y la jardinería.

Las actividades de colaboración con Amancio Williams que reconoció como propias estuvieron más ligadas a la escritura, especialmente la redacción de las cartas con arquitectos extranjeros, especialmente, en francés. En 1954 la Editorial Contémpora de Buenos Aires, en la colección “Documentos del siglo veinte”, dirigida por Amancio Williams, publicó “La carta de Atenas. El urbanismo de los CIAM“, con una tapa realizada por Alfredo Hlito (importante artista del grupo Arte Concreto-Invención). La traducción del francés fue realizada por Delfina Gálvez de Williams, tal como consta en los créditos correspondientes. Además Delfina se encargó de muchas de las traducciones y revisiones de los artículos en francés de la publicación “La arquitectura de hoy“, versión en castellano de L’Architecture d’Aujourd’hui, publicada en Buenos Aires por la editorial Guillermo Kraft entre 1947 y 1948 (14 números).

En diferentes entrevistas destaca su voluntad de no querer otorgarse méritos, sin embargo, si que reconoce haber realizado especialmente proyectos de jardines y de interiores. Su actividad cultural y profesional se extendió más allá de la arquitectura y siguiendo la estela de su madre, la poetisa Delfina Bunge, escribió al menos dos libros Nosotros tres, una crónica de su infancia con sus hermanos Manuel y Gabriel y Cuentos creíbles. Según explicó en la entrevista concedida a Sofía Picozzi y Marina Zuccon en 2004 también escribió algún capítulo sobre arquitectura argentina del siglo XIX y XX. Fue presidenta de la Asociación Argentina de Mujeres Hispanistas hasta 2013 y perteneció a la Comisión Directiva del Patronato de la Infancia.

Escribió algunas críticas para prensa sobre exposiciones de arte. La que dedica a la artista Fridl Loos, es muy reveladora en tanto que resalta la figura de una mujer artista que realizaba diseño de moda y textil, lo que la situaba fuera del mundo del arte más reconocido porque para Delfina Gálvez es un valor aún más importante: “Al valorar su propia obra, Fridl Loos da mucha más importancia a sus creaciones plásticas que a las de la moda. En parte tiene razón, porque las primeras son estáticas, destinadas a permanecer en el equilibrio fijo de sus elementos, mientras que las segundas, dinámicas en su equilibrio inestable, son efímeras. Pero no tiene toda la razón, y he aquí por qué […] las creaciones de Fridl en el frívolo campo de la moda tienen una enorme importancia […] El tiempo, que madura y asienta la obra plástica, es el enemigo número uno del creador de modas, que sabe que su obra maravillosa hoy y tal vez dentro de cien años, parecerá indefectiblemente ridícula dentro de diez o veinte. El creador de modas lucha contra el tiempo, tratando de trabajar con valores permanentes dentro de lo efímero. En esta lucha Fridl resultó ampliamente vencedora, pues al ser sus creaciones atemporales, independientes de lo que se llama ‘el dictado de la moda’, siguen vigentes después de  cincuenta años y aún en uso […] Esta exposición tan interesante […] abrirá ventanas a los jóvenes que no conocieron esta obra. Ella probará una vez más que la creación artística es una sola, cualquiera sea el campo en que se exprese, y reavivará un concepto que muchos olvidan hoy: que la finalidad del arte es producir belleza. Fridl lo consiguió”.

En una entrevista de la revista Gente de 1976 cuenta que con cinco de sus hijos (Claudio, Cristóbal, Florencia, Teresa y Pablo) está trabajando en un proyecto llamado La ciudad que necesita la humanidad. Así que aún habiendo sido madre de 9 hijos, y que la crianza la llevó a una menor actividad personal y profesional, continuó sus actividades polifacéticas activamente hasta sus últimos días en diciembre de 2014

Referencias

Picozzi, Sofía y Zuccon, Marina “La idea siempre fue de Amancio” entrevista a Delfina Gálvez. Buenos Aires, 8 de septiembre de 2004. Club de Arquitectura, 2006.

Academia Nacional de Bellas Artes: Amancio Williams

Wikipedia: Delfina Bunge 

Fernández, Roberto, Amancio Williams, Maestros de la arquitectura argentina, Buenos Aires, 2014

Muller, Luis conversación por mail con autora de entrada en febrero 2016

Anuncios
Etiquetado , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: