Flora Manteola 1936

Flora Manteola

Flora Manteola desarrolló su trayectoria profesional en tres áreas paralelamente: el proyecto, la dirección y gestión de obra en su estudio, la vida académica y su participación en la vida política de la disciplina. Dentro de M|SG|S|S|S tuvo especialmente a cargo las obras relacionadas con el reciclaje de edificios y proyectos para la educación. Su oficina tiene una significativa producción arquitectónica, y el equipo ha sido responsables de la obras fundamentales de las últimas décadas, tanto por el volumen proyectado como en la calidad de su arquitectura.

Egresada de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo (FAU) de la Universidad de Buenos Aires (1962), su etapa como estudiante universitaria fue intensa y ya antes de haberla terminado se incorporó, junto a quien sería su esposo, Javier Sánchez Gómez, al estudio que 1956 habían conformado Justo Solsona y Josefina Santos, y que más tarde se convertiría en M|SG|S|S|S (Manteola, Sánchez Gómez, Santos, Solsona, Sallaberry, arquitectos) uno de los estudios fundamentales de la historia de la arquitectura argentina. Fue la primera mujer arquitecta que recibió un Premio Konex 1992 Arquitectura, por el quinquenio 1982-1986.

Su oficina atravesó diferentes etapas a lo largo de estos casi 50 años de trayectoria. Según el Diccionario de Arquitectura Argentina[1], es posible distinguir cuatro: la primera, de constitución y funcionamiento estable del estudio con sus seis integrantes, entre 1957 y 1967, una segunda etapa de expansión, entre 1967 y 1972, donde se realiza un profundo cambio en cuanto a la interpretación de los programas y lenguajes. Fue una etapa en la que el volumen de obra aumentó sustancialmente y se complejizó la organización del estudio. En un tercer periodo, entre 1972 y 1980, se consolidó una estrategia proyectual trabajando más definidamente sobre la contundencia estructural y las geometrías claras. Son de esta etapa obras significativas como ATC, el conjunto Aluar, el edificio Prourban, el Estadio de Mendoza, entre otras. En una cuarta y última etapa, entre 1980 y la actualidad, los trabajos se fueron diversificando debido a la falta de concursos y las crisis económicas del país que afectan especialmente a estos estudios con grandes estructuras.

Actualemente el estudio sigue funcionando en la oficina de la esquina Florida y Paraguay, de la Ciudad de Buenos Aires, como lo hizo desde sus inicios. La mirada de Manteola frente a la actualidad de la arquitectura nacional es en varios aspectos crítica. Así lo manifestó en una entrevista que le realizó el arquitecto Luis Grossman para el diario La Nación:

“Existe una falta de oportunidades para los arquitectos en el mercado actual. Se trabaja en la medida de lo posible y raramente de lo deseable. Esa reducción de encargos conduce a una autolimitación que nos imponemos y que va socavando el pensamiento genuino. Cada paso se hace con temor, midiendo las posibles consecuencias. En un momento, los concursos abiertos de anteproyectos permitieron y alentaron esa suerte de investigación constante que alimenta la producción. En el sistema actual de llamados, ya no crean ese espacio de riesgo arquitectónico. Los mandatos del mercado invadieron también esa área, cuando ella existe (…) Es preciso sortear obstáculos y encontrar la hendija de las posibilidades. Porque es fundamental preservar ese plus que hace que la arquitectura exista”.

En esa misma entrevista especifica que las cuestiones de género no influyen a la hora de hacer arquitectura, y de alguna manera lo considera una forma de “autodiscriminación”. Reconoce que las diferencias existen, pero que “depende sobre todo de las mujeres poder salvar esa brecha”.

En cuanto su vida académica, tanto Manteola, como sus socios tienen desde siempre una intensa actividad. Es profesora titular de Introducción al Conocimiento y es Profesora Titular de Proyectual 1 y 2 en el Ciclo Básico Común (CBC) de la Universidad de Buenos Aires.

“Digamos, siempre se piensa que la Universidad reducida tiene ventajas y la masiva son todas desventajas pero yo creo que es la calidad de los profesores, totalmente, en cualquier estructura universitaria, en cualquier plan de estudios, en las peores condiciones incluso un buen profesor te cava cada rinconcito de la cabeza”.

Casada con Javier Sánchez Gómez, también socio de M|SG|S|S|S, y recientemente galardonado con el Premio a la Trayectoria SCA-CPAU 2015, son padres de otro prominente arquitecto Joaquín Sánchez Gómez, una figura de la mediana generación de arquitectos argentinos quien tiene su propio estudio, R2B1 Arquitectos.

Dentro de las principales obras de las que formó parte están el Barrio Piedrabuena (2100 viviendas FONAVI), el Palacio Alcorta (reciclaje Edif. CENARD), el Dique2 de Puerto Madero El Porteño Building, el Dique4 Puerto Madero (Edif. ING.), T.B.A.(Remodelación de estaciones de tren), los Silos de Dorrego (Reciclaje para vivienda de los Molinos Minetti), el Aeropuerto Internacional de Ezeiza (AA2000), la Asociación Cultural Pestalozzi (Sector Secundaria, Primaria, Kindergarden), el Colegio Goethe Schule (Sector Secundaria), la Universidad del Norte Santo Tomás de Aquino.

Integró el Colegio de Asesores y Jurados de la Sociedad Central de Arquitectos y el Colegio de Jurados del Consejo Profesional de la Provincia de Buenos Aires. Fue invitada como conferencista a numerosos centros académicos y profesionales. En 1992, fue la primera arquitecta en recibir el Premio Konex Arquitectura, por el quinquenio 1982 – 1986.ƒ

Ver entrevista completa a Flora Manteola

Para más información

Página oficial Estudio M|SG|S|S|S

Moderna Buenos Aires. Flora Manteola

[1] (Estilos, obras biografías, instituciones, ciudades. Jorge Francisco Liernur, Fernando Aliata. Editor: Berto González Montaner. Clarín arquitectura, 2004 p.28 tomo S-Z.)

Anuncios
Etiquetado , , , , , , ,

6 pensamientos en “Flora Manteola 1936

  1. La obra del Estadio de Mendoza de M|SG|S|S|S integrada a su entorno de forma ejemplar, en el Parque San Martín, está siendo invadida por otro estadio cubierto, a su lado, que destruye el paisaje…Una pena ver como se van degradando nuestros espacios por no abrir el debate entre los profesionales, poca participación ciudadana y Cero concurso Público.

    Le gusta a 1 persona

  2. Verónica Bernasconi dice:

    Tuve la suerte de ser alumna de Manteola, y en mi incio de carrera CBC, la recuerdo como una persona apasionada de su profesión y comprometida con la docencia universitaria, con una sensibilidad admirable a la hora de proyectar.
    Pero cuando estuve en “El Piedrabuena” entendí que las arquitectas debemos estar más presente en los temas del Habitat.

    Le gusta a 1 persona

  3. […] Premio Konex Arquitectura por el desarrollo de la obra en el quinquenio 1982 – 1986 (junto a Flora Manteola, también integrante del equipo, son las primeras mujeres argentinas en recibir esta […]

    Me gusta

  4. […] generación pionera de arquitectas argentinas, contemporánea de Carmen Córdova, Martha Levisman, Flora Manteola y tantas otras, cuyas historias están vinculadas con, y a veces eclipsadas por, arquitectos […]

    Me gusta

  5. hiskliff dice:

    El estilo de Flora es lo aquí adoro , me da paz , protección, alegría por puedo ver afuera el cielo mirar a mi vecino si quiero, todo esto mirando sólo una foto de edificios Procrear …
    La felicito la admiro y escuchándola me gustaría verla en acción 80años más…
    Bea

    Me gusta

  6. […] En segundo lugar, esta construcción del mito de los creadores, en muchos casos considerados genios, se basa en hacer destacar a los individuos y pocas veces a los equipos. No solo en la arquitectura sino también en la mayoría de actividades humanas, los trabajos se hacen siempre en equipo, desde la investigación y la invención hasta el proyecto, la creación y la construcción. Este mecanismo historiográfico lleva a una historia de individualidades y no de colectivos, en la cual, por simplificación, los colaboradores y las colaboradoras son borrados, y haciendo mucho más difícil el reconocimiento de la presencia de mujeres en la historia. Quedando en papel olvidado aquellas mujeres que como socias y esposas trabajaron de igual a igual con sus socios y esposos, como Aino Marsio y Elsa Kaisa Makiniemi, que quedan olvidadas en los relatos sobre Alvar Aalto; o el caso de Louis Kahn y sus mujeres y colaboradoras, Anne Tyng y Harriet Pattison, siempre en su sombra. Del equipo argentino Estudio Staff, solo se recuerda a Jorge Goldemberg y se olvida la aportación de Teresa Bielus y Olga Wainstein Krasuk. O del gran equipo MSGSSS el más conocido es Justo Solsona y no tanto las socias fundadoras: Josefa Santos y Flora Manteola. […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: