Ana Falú 1947

falu 01

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La arquitecta Ana Falú obtuvo su Doktoraal y su Diploma de Especialista en Vivienda Social en Holanda. De origen tucumano es una activista social, por los derechos humanos y por los derechos de las mujeres. Tras once años de exilio, ya en Argentina, adoptó Córdoba como ciudad de residencia. El feminismo es la continuidad que eligió para intervenir en política.

Arquitecta argentina, ha sido Directora Regional de UNIFEM (hoy parte de ONU Mujeres) para la Región Andina (2002-04) y para Brasil y Países del Cono Sur (2004-2009). Actualmente es investigadora y Profesora en la Universidad Nacional de Córdoba, en la cual es Directora del INVIHAB -Instituto de Investigación de la Vivienda y Hábitat-. En el campo de la acción feminista impulsó numerosas iniciativas institucionales y contribuyó desde el inicio a instalar los derechos de las mujeres a la ciudad, a la vivienda y al hábitat. Es co-fundadora de la Red Mujer y Hábitat de América Latina, de CISCSA, del PIEMG en la UNC, de la Articulación Feminista Marcosur, entre otros espacios de acción a favor de los derechos de las mujeres. En 2013 ha obtenido el Premio Trayectoria Feminista junto a otras mujeres argentinas.

Ana Falú estudió arquitectura en su ciudad natal, en la Facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional de Tucumán, graduándose pocos meses antes del último golpe militar en Argentina en 1976, acontecimiento que marcó su vida, ya que al poco tiempo debió dejar el país primero a Brasil y luego a Holanda. Ella declara que “tanto en lo personal como en lo profesional tengo varias vidas”. No solo se refiere a los traslados del exilio, sino también al abanico de cargos, tareas y situaciones que ha enfrentado en lo profesional y en lo personal.

Desde el comienzo de sus estudios se interesó por la docencia. Especialmente atraída por la materia “Integración cultural” se involucró mucho como estudiante por lo que al año siguiente comenzó a ser ayudante alumna. En esa época estos puestos recibían una pequeña remuneración, y para ella como joven estudiante de 18-19 años tener un cargo rentado haciendo algo que le interesaba fue algo muy bueno. Con el grupo de profesores de esa materia organizaron un seminario de autoformación sobre dinámica de grupos con el psicólogo social argentino Pichon Riviere. Esta oportunidad de formación temprana le sería muy útil en toda su trayectoria profesional, porque si hay algo que caracteriza la tarea de Ana Falú es el trabajo en equipo y su capacidad de liderazgo. También le será útil en las actividades políticas a las que ha dedicado y sigue dedicando parte de su vida.

Aun  siendo estudiante Ana Falú se involucró en política a través de grupos interesados por las condiciones de vida de los sectores más pobres de la población. Participó en fuertes discusiones ideológicas y en acercamientos directos al territorio recorriendo villas y barrios sin condiciones de habitabilidad, lo que le sirvió para iniciar el trabajo sobre una de sus pasiones: la vivienda social y las condiciones del hábitat. En esa época sus preocupaciones coincidían con movimientos nacionales e internacionales por el derecho a la vivienda, como fue el Habitat 76 que culmina con la Declaración de Vancouver sobre asentamientos humanos.

Su final de carrera estuvo marcado por esta preocupación por la vivienda. Su proyecto desarrolló unas viviendas para una cooperativa azucarera en la que además planteaba, con tecnologías de bajo coste, el aprovechamiento del bagazo de la caña como material para hacer paneles prefabricados.

En 1976, ella con su marido y padre de sus dos hijos, se exilian en Brasil como primer destino, que dura muy poco ya que debido al Plan Cóndor desplegado por las dictaduras latinoamericanas y Estados Unidos, Brasil deja de ser un lugar seguro y emigran nuevamente, esta vez a Holanda.

En el nuevo destino lo primero que hace Ana Falú es realizar un diplomado en vivienda social en el Departamento de estudios internacionales del Baumcentrum. Continúa con los temas que había dejado en Tucumán, estudiando asentamientos precarios o informales, centrándose en cuestiones ligadas a la tenencia de la tierra, a los servicios e infraestructuras, entendiendo que las personas pueden construir sus viviendas pero no pueden resolver las infraestructuras, menos aun cuando son ocupaciones en terrenos periféricos o rurales. Su tesis fue Low Income Housing and Infraestructure.

Interesada en poder ejercer profesionalmente se dirigió a la dirección de la Escuela de Arquitectura de Delft para homologar su título y en lugar de eso el director arquitecto Carel Weeber le ofreció ser profesora en una sección de la facultad denominada del “Tercer mundo”, donde su experiencia sería sumamente útil y valiosa. Aquí hará su tesis doctoral sobre vivienda social en Holanda, tanto sobre el diseño como sobre política:

Ya venía encaminada en esta dirección, y aun continua siendo el tema de mi vida. Las viviendas producidas por el estado, las situaciones habitacionales, el hábitat, los servicios, los equipamientos, la movilidad estos han sido los temas que han ocupado estos casi 40 años de mi vida de trabajo, y la verdad es que sigo con el mismo entusiasmo que al comienzo, porque continúan siendo los temas desafiantes para una buena parte de la humanidad y una responsabilidad para todas y todos. Y en especial en América latina, que es lo que más conozco, y donde la desigualdad es el gran desafío para seguir trabajando.

A finales de la década, principios de los 80 se traslada a Ecuador con un trabajo de técnica de la cooperación internacional holandesa. Allí estará 3 años y una nueva etapa comienza. Será en Ecuador donde Ana Falú comience a forjar su trayectoria feminista. La conjugación de diferentes experiencias le hacen comenzar a trabajar con la relación entre mujer y hábitat.

El trabajo de cooperación fue la construcción de unas villas residenciales en el Amazonas ecuatoriano para las familias de los trabajadores del petróleo. Este trabajo lo hizo conjuntamente con Fernando Chaves y Carlos Ríos quienes definieron el sistema constructivo con las maderas de la zona y ella se encargó de la definición del proyecto.

Esos años en Ecuador fueron de intensa militancia feminista. Se vincula con el movimiento feminista del país, con quienes fueron a los primeros encuentros de mujeres feministas de América Latina y Caribe:

Ahí es donde la práctica en el territorio me hizo empezar a observar. Yo trabajaba construyendo viviendas para esta comunidad que eran mayoritariamente mujeres… esta situación me da la oportunidad de combinar la teoría feminista y la práctica en el territorio, que me colocan en el convencimiento de la necesidad de reflexionar acerca de las mujeres y la vivienda, las mujeres y el hábitat, las mujeres y los servicios…

Desde entonces la militancia política en el feminismo transversaliza todas sus facetas profesionales y personales.

En 1983 creamos con un grupo formado por colombianas, peruanas y ecuatorianas la Red Mujer y Hábitat de América Latina en una reunión en Cartagena de Indias. Peleamos un espacio dentro de HIC. El tema del debate feminista y su encaje en la izquierda es un tema de muchas discusiones, ya que había un convencimiento que todo se resolvería con la revolución, y no fue así, y por otro lado las y los colegas de hábitat no consideraban que se tuviera que hablar de las mujeres en particular…Cuando volví a Argentina, con la democracia, y hablaba de mujer y hábitat, me miraban con extrañeza. Nos costó más de 30 años construir un pensamiento, una reflexión sobre porqué hablar de las mujeres y de porqué la omisión de hablar de las mujeres en los temas de hábitat era inadmisible. Aunque este desconocimiento o rechazo no era solo local. Éramos muy poquitas en el mundo y fuimos creciendo.

Las implicaciones del feminismo fueron dando lugar a otros temas como políticas locales de hábitat y mujeres y convocada por María Arboleda para un grupo de estudio con el que fueron construyendo un armado teórico conceptual de mujer y hábitat. En ese camino, en esa batalla, se encontró trabajando sobre ciudades sin violencia de manera simultánea con mujeres en diversos países del mundo, como Anne Michau en Canadá, las feministas de Euskadi, las norteamericanas. A través del trabajo sobre políticas para una ciudad sin violencia contra las mujeres que llevó años fueron logrando instalar el tema.

Trabajando con Naciones Unidas fue conociendo gobiernos y sobre todo organizaciones de mujeres en toda América Latina, lo que la llevó a ser invitada a concursar por la dirección de UNIFEM región andina, puesto en el que estuvo de 2002 al 2004 y para Brasil y Países del Cono Sur (2004-2009). El trabajo en la ONU le permitió instalar más de 10 programas en la región, siendo uno de los más importantes el de ciudades sin violencia para las mujeres, ciudades más seguras para todos. Este programa fue pionero y sirvió para inspirar otros programas globales.

Desde 2009 volvió a Córdoba a la universidad y a la investigación, donde dirige el Instituto de Vivienda y Hábitat de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad Nacional de Córdoba y da clases.

Su conexión con Naciones Unidas se mantiene y hoy (2015) forma parte del AGGI, que es el grupo asesor en género de ONU Hábitat y desde el que coordina el núcleo de género de las universidades.

Ciudades seguras

Redes ciudades / agendas locales de género

Conferencia Mujeres en la ciudad, de discriminaciones y derechos

Referencias

Ana Falú, editora. “Ciudades para varones y mujeres. Herramientas para la acción”. CISCSA-UNIFEM- Red Mujer y Hábitat América Latina, 2002.

Ana Falú, Patricia Morey y Liliana Rainero (Editoras). “Ciudad y vida cotidiana. Asimetrías en el uso del tiempo y del espacio”. Córdoba, Argentina. 2002.

Ana Falú, Marisa Carmona (Editoras). “Globalización Forma urbana y Gobernabilidad”. Tercera Conferencia Internacional Red Alfa Ibis. Volumen 4.7-19. TU Delft. Universidad Nacional de Córdoba, Instituto Investigación de Vivienda y Hábitat. Imprenta de la UNC. Córdoba, Argentina. 2001.

Ana Falú, Beatriz Cuenya (Compiladoras). “Reestructuración del Estado y política de vivienda en Argentina”. Colección CEA-CBC-UBA, Editor. Buenos Aires, Argentina, 1997.

Anuncios
Etiquetado , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: