Eliana Cárdenas 1951-2010

Eliana_ Julio 2007

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Arquitecta cubana, doctora en Ciencias Técnicas, profesora e investigadora titular de Facultad de Arquitectura del Instituto Superior Politécnico José Antonio Echevarría (ISPJAE) en La Habana, y colaboradora en una diversidad de universidades a nivel internacional. Destacó como crítica, pensadora, historiadora, ensayista, poetisa y teórica de la Arquitectura y el Urbanismo latinoamericanos. En Cuba ocupó varios cargos, como Directora de la revista Arquitectura y Urbanismo, miembro del Comité de ICOMOS y vicepresidenta de DOCOMOMO. Es considerada la principal historiadora de la arquitectura cubana en la segunda mitad del siglo XX[1]. En el año 2000 recibió el Premio de la Federación Panamericana de Arquitectos en Investigación y Teoría.

Nace en La Habana en 1951, en una familia sencilla y trabajadora oriunda del municipio Guanabacoa, al cual dedicará especial interés como profesional, estudiando su patrimonio y recuperación patrimonial. Su madre fue maestra y se esforzó por transmitirles el interés por los conocimientos y la cultura a sus dos hijos –Eliana y Julio-. Tal es así que, con este afán cambió el año de nacimiento de su hija en los documentos oficiales de 1951 (fecha de nacimiento) a “1950” para que pudiese ingresar antes a los cursos de educación primaria[2].

Hacia finales de la década de los sesenta –en su juventud, época en la que fue estudiante- junto con un grupo de renombrados arquitectos en Cuba –Fernando Salinas, Roberto Segre, Mario Coyula, entre otros- sobresalió como una de las principales protagonistas de la lucha por recuperar la cultura arquitectónica y devolverle a la Facultad de Arquitectura de La Habana su perfil artístico y cultural que había perdido tras la ocupación de la misma por el Ministerio de la Construcción en 1967. No es casual que al egresar como arquitecta en 1972 se incorpore al Grupo de Investigación de Historia de la Arquitectura y el Urbanismo (GIHAH) dirigido por Roberto Segre, quien fuera su gran maestro, amigo y compañero de trabajo.

El camino no le resultó para nada fácil al ser mujer, de raza negra y de familia humilde. Sin embargo, su carácter determinante unido a su brillante inteligencia, perseverancia, compromiso, entusiasmo y gran empeño, la convirtieron en una persona excepcional.

Durante su carrera dedicó especial interés a la investigación de una amplia selección de temas, especializándose principalmente en la teoría, la historia e historiografía de la ciudad, la arquitectura, el arte y el diseño; el planeamiento territorial y urbano; la conservación y salvaguarda integral de ciudades y centros históricos en el contexto del desarrollo humano sostenible; la cultura e identidad cubana,a través de reconocidos profesores como William Alonso, Paulo Armindo de Azevedo, Mario Bonilla, Nikolai Godlevskii, Gui Bonsieppe, Carlos García Pleyán, Sven Hesselgren, Borja Huidobro, Moisei Kagan, Valeri Korchernikov, Kevin Lynch, Tomás Maldonado, Manuel Moreno Fraginals, Sylvio Mutal, Ricardo Porro, F. Prat Puig, Fernando Salinas, Claude Schnaidt, Roberto Segre, Orlando Suárez Tajonera, Edith Venado, Yukka Yukhileto, entre otros.

En 2009 participa como contraparte de un proyecto de investigación entre la Facultad de Arquitectura en La Habana (CUJAE) y el Departamento de Urbanismo de la Universidad de Granada (UGR) Guanabacoa 2025: Hacia una sostenibilidad en defensa de la Identidad, motivo por el cual viaja a España en febrero de 2010 a participar de una serie de reuniones de investigación e impartir charlas y conferencias en diversas ciudades: Granada, Sevilla, Córdoba, Valladolid y Barcelona. Repentinamente, fallece de un derrame cerebral en Madrid el 4 de marzo, día en que su avión partía de regreso a casa en la ciudad de La Habana. En esos momentos se encontraba en la última fase de su tesis doctoral de segundo grado. Su obra puede ser consultada en la significativa cantidad de textos publicados de su autoría, disponibles en libros y revistas. Algunos artículos de la revista Arquitectura y Urbanismo de la Facultad de Arquitectura del Instituto Superior Politécnico José Antonio Echeverría-Cujae están disponibles on line.

En sus últimas investigaciones prestó especial atención a los posibles aportes que los enfoques de género podrían ofrecer a la terna crítica-teoría-práctica. Ello quedó plasmado en el proyecto El sentido de identidad en el ambiente construido habanero, donde se ocupó por las mujeres como usuarias de los espacios arquitectónicos y urbanos, trabajo lamentablemente inconcluso por su fallecimiento. Cárdenas venía promoviendo entre otras colegas la investigación sobre el papel de las mujeres cubanas arquitectas a lo largo de la historia.[3]

Dentro de sus últimas charlas – dictadas en España en febrero de 2010- destacamos Ciudad, Arquitectura y Género en la Universidad de Granada; Procesos actuales de conservación del patrimonio urbano en el Instituto Universitario de Urbanismo de Valladolid; y Cuba: 50 años de arquitectura en la UPC en Barcelona.

En síntesis, tal como describe Roberto Segre en su carta de despedida “El adiós del maestro a su discípula”:

“resultaría imposible en este breve espacio enumerar todos los aportes significativos de Eliana a la arquitectura cubana. Ella luchó toda su vida por la significación cultural de la arquitectura, por la valorización del patrimonio histórico, en un contexto adverso, lleno de incomprensiones, de desprecio por la arquitectura como manifestación artística —participó en las batallas de la UNEAC por estos objetivos, tanto en la Sección de Crítica como en la Sección de Diseño Ambiental—, bajo la presión de una visión tecnocrática de un sistema de valores en el que la economía se había convertido en el principio esencial para juzgar el valor de los edificios construidos. En cada evento, en cada seminario, y en los diferentes cargos que desempeñó en la UNEAC, en el Docomomo, en el Icomos, en la Comisión de Patrimonio de La Habana y en la Facultad de Arquitectura, defendió con ahínco la búsqueda de la identidad nacional en la arquitectura cubana, no solamente mirando al pasado, sino en la innovación y la creatividad en las nuevas obras construidas.”

A modo de homenaje y de puesta en valor de su trayectoria, desde el Departamento de Urbanismo de la Universidad de Granada y la Facultad de Arquitectura del ISPJAE en La Habana está en marcha el PROYECTO ECAR: “Ecar” es la forma en que Eliana firmaba sus documentos. Así, Proyecto Ecar es una campaña de sensibilización, transferencia de conocimientos y formación académica que pretende poner en valor la vida y obra de esta intelectual iberoamericana, y aunar a quienes estuvieron vinculados a ella tanto en Cuba como España para promover en Cuba pensamientos críticos sobre los procesos socio-territoriales actuales desde perspectivas por la igualdad y la sostenibilidad. Para ello se fomentarán dos cátedras existentes en la Facultad de Arquitectura de La Habana y la Facultad de Construcciones de la Universidad de Camagüey, dedicadas desde la extensión universitaria a fomentar la cultura urbano-arquitectónica.

[1] Roberto Segre “El adiós del maestro a su discípula”

[2] Información proporcionada por Aramís Alemán (esposo de Eliana Cárdenas) a nuestro compañero, el arquitecto e investigador cubano Yasser Farrés, quien fuera discípulo y amigo de Eliana.

[3] FARRÉS, Y. (2012): “Renovar la teoría crítica desde la arquitectura cubana: un enfoque decolonial”. Presentado en el I Simposio Internacional de Arquitectura y Urbanismo (SINUA); Palacio de las Convenciones, La Habana, noviembre de 2012

Anuncios
Etiquetado , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: