Inês Lobo 1966

Inês Lobo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Nacida en Lisboa, es arquitecta por la Facultad de Arquitectura de la Universidad Técnica de Lisboa. En 1998 forma un estudio con Pedro Domingos y en 2002 inicia su propia firma Inês Lobo Arquitectos cuya misión es la reflexión en conjunto de un equipo de profesionales que garanticen de manera continua todas las etapas de cada proyecto bajo una visión amplia y coordinada.

Nacida en Lisboa en 1966. Su padre era una persona ligada a las artes que trabajaba en las bibliotecas de la Fundación Gulbenkian. Desde niña manifestó su interés por construir casas. Ella inicia la carrera en Porto pero debe mudarse por razones familiares. Se graduó de arquitecta en 1989 por la Facultad de Arquitectura de la Universidad Técnica de Lisboa. Fue profesora de Proyectos IV y V del Departamento de Arquitectura de la Universidad Autónoma de Lisboa desde el 2000. Trabajó con el arquitecto João Luís Carrilho da Graça entre 1990 a 1998, año en que se independiza y forma su estudio junto con Pedro Domingos hasta el 2001. En 2002 inicia su propia firma Inês Lobo Arquitectos.

En los últimos años se ha destacado como curadora de exposiciones de arquitectura siendo responsable del pabellón de la Bienal de Venecia en 2012. Es también constante invitada como jurado en los premios nacionales e internacionales de arquitectura como el Premio FAD (Fomento de Artes y Diseño) en 2012 o el Premio Secil en 2006.

En 1999 fue galardonada con el título de Oficial de la Orden al Mérito por el presidente Jorge Sampaio; en 2013 con el premio “Mujeres creadoras de cultura” y en 2014 con el Premio Internacional Arc visión Mujeres y Arquitectura.

La obra de la arquitecta portuguesa Inês Lobo, está compuesta por edificaciones extremadamente limpias, puristas, de sencillos pero muy contemporáneos materiales como concreto aparente, cristal en grandes dimensiones, metal e interesantes pavimentos en los que sus edificios descansan enfatizando su belleza.

Se aprecia en la esencia de su arquitectura, cierta influencia del Movimiento Moderno como la construida en Brasilia. Esto lo notamos en el lenguaje formal de la Casa Rowe de Bom Sucesso, Obidos 2013, que nos remite a una lectura niemeyerana del volumen aunque con muchos elementos propios del siglo XXI que la hacen ser una obra muy íntima. Este proyecto consiste en un bloque de 18 locales habitacionales ubicados junto al lago de Obidos, en la sede del Golf y Country Club que propicia una vista privilegiada del valle al tiempo que brinda privacidad a los usuarios por la orientación de los locales.

Un ejemplo de exitosa renovación urbano arquitectónica es el barrio Rainha D. Leonor, que fue construido en los años 50 por encima de la boca del Duero de manera no reglamentada, en un proceso improvisado de apropiación de sus habitantes, lo que degeneró la imagen urbana del barrio y la fraccionó. Sin embargo, el equipo de Lobo encuentra en este sitio una gran vocación urbana y de regeneración por lo que se da a la tarea de mejorar la calidad y habitabilidad de las casas, patios y áreas comunes de acuerdo con los requerimientos del Ayuntamiento. La manera de llevar a cabo el proyecto fue a partir de eliminar los elementos adosados, improvisados y que rompían con la homogeneidad que aún este sitio de autoconstrucción podía ofrecer. Se procuraron cambios y mejoras más en los interiores que en las fachadas para mantener la imagen, cosa que se logró también gracias a que puertas y ventanas fueron recuperadas o sustituidas por piezas similares brindando así continuidad. Con el granito existente se formaron los pavimentos, muros y escaleras exteriores. Realmente se trató de una obra exitosa en cuanto a recuperación de arquitectura y que procuró la identidad del lugar.

El proyecto para la empresa de construcción y bienes raíces Ferreira está ubicado en una de las principales avenidas de Oporto y consistió en la rehabilitación del edificio existente más un nuevo pabellón en el jardín para salas de exposición. Como muchas de las obras que rehabilita el despacho de Inés Lobo, este edificio de 1920, ya había sufrido una remodelación en 1945 por lo que el proyecto apuntó a recuperar la claridad original del diseño y a encontrar un equilibrio volumétrico entre los edificios viejo y nuevo, y el jardín.

Para los interiores se rediseñó la escalera principal ubicada en el nuevo pabellón cuyas soluciones constructivas y materiales se utilizaron como puente entre la construcción original y la nueva. Las construcciones y anexos adosados de estética desafortunada, fueron demolidos generando un vacío central que enfatiza las dos plantas del nuevo edificio y su fachada acristalada.

La obra de Inês Lobo es fuerte pero discreta, decidida, formal, sobria, con un juego de luces y sombras que se refleja de una manera muy original en sus volúmenes. Muestra gran facilidad y gusto al momento de intervenir viejas edificaciones o como ella misma declara, otras que se hayan construido a penas hace algunos minutos, siendo la reutilización de espacios su principal actividad con gran facilidad y gusto. De acuerdo con Lobo, el término reutilización implica para la arquitectura una gran labor frente a la sociedad ya que reutilizando espacios y edificios es como más se puede aportar a ella.

Para más información

Inês Lobo Arquitectos Lda

Inês Lobo. Formaçao, en Estudo Prévio, revista do centro de estudos de Arquitetura, Cidade e Território da Universidade Autónoma de Lisboa

Anuncios
Etiquetado , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: