Clara Solà-Morales 1975

Clara Solà-Morales

La arquitecta Clara Solà-Morales es socia titular del estudio Cadaval & Solà-Morales y profesora asociada de proyectos en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Barcelona, ETSAB. Conoció al arquitecto mexicano Eduardo Cadaval en Harvard, donde ambos cursaban un Master en Diseño Arquitectónico, y en 2003 fundaron el estudio en Nueva York. En 2005 se trasladaron a Barcelona, donde están radicados actualmente. A través de una práctica que definen como “a medio camino entre la academia y los clientes”, son dueños de una obra que cruza todas las escalas, desde la instalación efímera hasta la intervención urbana.

“Entiendo a la arquitectura como un servicio que debe tratar de responder a los requerimientos de un cliente. Hay muchas maneras de cumplir esa tarea; yo prefiero moverme entre la investigación y la obra artesanal, donde hay un mayor control sobre el proyecto”, afirmó la arquitecta Clara Solà-Morales en una entrevista con Plataforma Arquitectura, respecto de su postura frente a la naturaleza de la profesión. Al repasar los proyectos en los que Cadaval & Solà-Morales se ha visto involucrado, desde comisiones privadas hasta concursos públicos, como así también las palabras de críticos y clientes, esas palabras cobran mayor entidad: una obra rigurosa, con un fuerte énfasis en la materialidad, que se permite experimentar sin dejar de cumplir con los requisitos que se espera de una labor profesional.

Si bien el estudio comenzó en Nueva York, e incluso realizó un par de proyectos ahí, finalmente optaron por instalarse en Barcelona, por una serie de razones: la existencia de una cultura de diseño, una relación fluida entre actividad profesional y academia, y la posibilidad de participar en concursos públicos. No obstante, también tienen una cantidad importante de proyectos en México, lo que los llevó a abrir una rama de la oficina en el DF, que es la encargada de supervisar las obras en ese país.

En el documental Cadaval & Solà-Morales – Síntesis y Contención, dirigido por Alejandro Cabrera (que puede verse al pie de la nota), una serie de críticos y arquitectos, entre ellos Juan Herreros, Iñaki Ábalos, James Corner y Benedetta Tagliabue, repasan algunas de las características de la labor del estudio, y de sus obras. Desde su atención al sitio y a los factores ambientales hasta su cuidado en el uso de los materiales y en la elección de los sistemas constructivos (siempre buscan adaptarse al sistema más tradicional del lugar en donde se implanta el edificio), sus trabajos hacen gala de una minuciosidad y un espíritu lúdico que provocan, en las palabras de Herreros, “el deseo de estar en el lugar donde está ese obra”.

Entre sus trabajos, no se puede dejar de mencionar la Casa X, la Casa TDA y la Casa Girasol, al igual que sus instalaciones 600 Tabiques Amarillos y Susana Solano Trazos. La arquitectura efímera es otro campo donde el estudio también ha incursionado asiduamente,  Según Solà-Morales, la escala “permite hacer un ejercicio muy fresco, e ir directamente a la idea”.

La función de servicio que Solà-Morales le asigna a la arquitectura no es una idea cerrada, sino una noción que se articula con una concepción más amplia: una disciplina empeñada en atender a las necesidades de la sociedad, fusionando técnica e imaginación. Una arquitectura, en última instancia, capaz de pensar.

Anuncios
Etiquetado , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: