Acerca de

Nuestro objetivo es visibilizar el aporte de las arquitectas en diferentes facetas: proyecto arquitectónico, urbano y paisajístico, tecnología, curaduría y publicaciones, producción artística, política, gestión del hábitat social, teoría y enseñanza.

Construiremos en los próximos 365 días una especie de línea de tiempo que permita situar la labor de las arquitectas a lo largo de la historia. La voluntad de UN DIA | UNA ARQUITECTA es ser una acción de visibilización, no es un trabajo de investigación.

Existe material publicado de muchas de las arquitectas que presentaremos, aunque en gran parte está en otros idiomas. Para reseñar a las contemporáneas hemos complementado la información a través de contactos personales para incorporar aspectos que no son evidentes en las hojas de vida formales. Hemos elegido 365 arquitectas buscando mostrar la mayor variedad de tareas, orientaciones, orígenes, tiempos e ideologías.

El camino recorrido por las mujeres que se dedicaron a la arquitectura, no es ni ha sido fácil. Si bien la mujer fue la encargada de construir el cobijo en sociedades antiguas, cuando la actividad fue adquiriendo prestigio fue “colonizada” por los varones. Esto fue un fenómeno que ocurrió también en otras profesiones, como cuando los médicos reemplazaron a las matronas. Así la sociedad patriarcal, que no permitiendo el acceso a la educación, la disposición de los bienes, o la participación política, dificultó y dificulta la participación en una actividad que como la arquitectura, requiere conocimientos, fondos y contactos.

La actividad de la arquitectura también manifiesta la existencia de un modelo donde la vida social y laboral está reservada a los varones y la del hogar (no considerada laboral) a las mujeres. Aun en esos contextos encontramos a aquellas que con la ayuda de su entorno cercano (otras mujeres, padres, hermanos, maridos, amigos) y en condiciones excepcionales, tuvieron la oportunidad de construir.

Hasta prácticamente fines del siglo XIX las mujeres no tenían permitido el acceso a las escuelas o academias de arquitectura.

Pero ya entre las nacidas después de 1900 predominan las tituladas, las cuales son minoría en sus cursos o tienen permisos especiales para hacer la carrera. Al mismo tiempo comienzan lentamente a participar en la vida académica, a integrarse a los organismos públicos, a publicar, a sumarse a estudios o a formar los propios. De allí en más se va ampliando la participación en las distintas áreas. Sin embargo hoy la participación es desigual todavía, tanto la cantidad como en relación a los salarios.

La historia de ellas no ha sido contada de igual manera que la de sus colegas varones ya que si una escala de valores se construye desde una experiencia, todo aquello que no entre en esa perspectiva queda desconocido, negado y olvidado. Por lo tanto, si son los valores y las experiencias de los hombres, a través del sistema patriarcal, las que establecen lo que es bueno y reseñable, entonces la mitad de la humanidad no cuenta, no hay lugar para otros valores ni experiencias ni saberes. Esta valoración sesgada es extensiva a las historias de todos los otros o subalternos, es decir, las minorías étnicas o de otro tipo, los no blancos, los no ricos.

“…las mujeres han dejado muchas menos huellas que los hombres en la documentación histórica. Esta es una de las consecuencias más importantes de las actitudes culturales negativas hacia las mujeres. Si su historia se define como los hechos de los hombres se menosprecian sus acciones, la vida de las mujeres se hace “ahistórica”, al vivir fuera del mundo de las empresas masculinas…”[1]

Las mujeres no aparecen en la historia con igual intensidad que los hombres, y no por falta de aportaciones Vemos por ejemplo como Pevsner minimiza la labor de Elizabeth Wilbraham en sus textos, Kenneth Frampton o William Curtis dan casi nulo protagonismo a las mujeres arquitectas y diseñadoras. En el Dizionario dell’Architettura del Novecento de V.M. Lampugnani, con más de 400 nombres citados, la presencia de las mujeres es ínfima (inclusive no aparece Lina Bo Bardi y a Gae Aulenti le dedica breves renglones). No solo es obvia la ausencia de mujeres con nombres propios sino también la manera discriminatoria con que son citadas. Por ejemplo, cuando un equipo es formado por varios hombres como Van der Broek-Bakema o Bohigas-Martorell-Mackay, estos aparecen dos veces, una dentro de la voz genérica del grupo y otra con voz propia de cada arquitecto. Pero cuando en el equipo hay mujeres solo aparecen dentro de la voz genérica del grupo o del arquitecto, como por ejemplo, Robert Venturi-Denise Scott Brown o Franco Albini-Franca Helg.

Es otra omisión más de visibilidad y reconocimiento de las aportaciones de las mujeres para seguir inventando al héroe… También encontramos colegas que en principio no reconocen la labor de sus socias como en el caso de Louis Kahn con Anne Tyng. Otras arquitectas tuvieron que luchar además contra prejuicios raciales como Norma Sklarek. Muchas han realizado una reflexión crítica sobre el género y han actuado para cambiar la situación de desigualdad.

Creemos que para impulsar el equilibrio es necesaria una revisión de la historia, lo cual es una tarea mayor. Aquí estaremos en principio citando a algunas de las protagonistas y organizando la información. Cada entrada es eso, una puerta que se abre para permitirnos descubrir el trabajo, los logros y las dificultades que enfrentaron estas profesionales. Son diferentes maneras de desarrollar la profesión donde podemos encontrar hoy, más allá de los contextos, situaciones aun cotidianas. En estos 365 días recorreremos cinco siglos donde nos acompañarán, cada día, una arquitecta…

 

Nos pueden visitar también en facebook: UN DIA | UNA ARQUITECTA

 

[1] Anderson, Bonnie S. y Zinsser, Judith P.; Historia de las mujeres. Una historia propia, Barcelona: Ed. Crítica, 2007 (1ª edición en inglés en 1998).

Anuncios

33 pensamientos en “Acerca de

  1. EXCELENTE INICIATIVA ! Felicidades a todas !!

    Le gusta a 1 persona

  2. las felicito y apoyo esta iniciativa! un saludo afectuoso desde mdp

    Le gusta a 1 persona

  3. Jimena Escoriaza dice:

    FELICITACIONES!!! espero ansiosa el 8.3!!!

    Le gusta a 1 persona

  4. Ismael Eyras dice:

    Impresionante y admirable desarrollo! Un trabajo justiciero y necesario!…Mucha suerte y éxitos… y vamos por varios años mas!…

    Le gusta a 2 personas

  5. Muy interesante su propuesta!
    Nuestro rol diferenciado del de los hombres en esta maravillosa disciplina y profesion debe ser contado.
    gracias!

    Le gusta a 2 personas

  6. VERONICA dice:

    LAS FELICITO POR LA IDEA!!! Y POR LA DIFUSIÓN QUE HACEN DE NUESTRA PROFESIÓN!

    Le gusta a 1 persona

  7. Camila dice:

    Hermoso trabajo, inspirador para arquitectas que trabajamos en áreas dominadas por hombres, donde aún tenemos derechos que alcanzar..

    Le gusta a 2 personas

  8. Paola Vallejo dice:

    Realmente una muy buena iniciativa. Felicitaciones

    Le gusta a 1 persona

  9. Silvia Ducart dice:

    Gracias por vuestro empeño en compartir esta búsqueda tan interesante y enriquecedora !
    Saludos y buen trabajo !!

    Le gusta a 1 persona

  10. Desde Charlotte en Carolina del Norte USA, las felicito por la iniciativa. Esta noche mencionare esta idea a un grupo de arquitectas locales cuando hable de Harriet Morrison Irwin.

    Le gusta a 1 persona

    • Inés Novella dice:

      Hola Lucía,
      Muchas gracias por tu comentario. Creo que todos los que participamos en este blog somos los primeros beneficiados al descubrir vidas y obras muy interesantes. Nuevas referencias, nuevos ejemplos, nuevos modelos de “ser arquitecta”….cosas que tanta falta nos hacen. Cuando me tocó investigar sobre Harriet Morrison Irwin ni siquiera había oído su nombre antes. Fue la primera arquitecta sobre la que trabajé para este blog. Su enfoque, pensando la arquitectura para las personas con algún tipo de discapacidad, me parece importante, distinto…y no puedo evitar pensar qué arquitectura tendríamos ahora y cómo sería la profesión de arquitecto/a si hubiesen habido más mujeres reconocidas en este campo. Yo creo que tendríamos una arquitectura mejor, al menos más completa.
      Por favor, si puedes, haz fotos de tu evento con arquitectas. Envíanos alguna información para saber más de Harriet y sus “herederas/discípulas” en Charlotte.
      Un saludo desde Valencia (España)
      Inés

      Le gusta a 1 persona

  11. Isaura González Gottdiener dice:

    Hola, les escribo desde México. Mucha felicidades por este blog. Les comparto algunas entrevistas que he hecho con arquitectas mexicanas, aún no subo todas pero ya hay varias en linea. Saludos!! Isaura González Gottdiener

    https://unam1.academia.edu/IsauraGonzálezGottdiener/Mujeres-Arquitectas

    Me gusta

  12. Anna Bofill Levi dice:

    Gracias por el trabajo tan necesario que hacéis en este blog!

    Le gusta a 1 persona

  13. Matilde Algamiz dice:

    Recién hoy descubro el Blog. Una Joya. No vi todo el sitio. No se olviden de las mujeres de Louis Isadore Kahn. Te felicito Inés por tus ganas y tu hermosa idea-

    Le gusta a 1 persona

  14. Alejandra Amione dice:

    Estimadas Inés, Zaida y Equipo…Muchas gracias por compartir historias de vidas de mujeres tan interesantes y comprometidas.

    Es un placer haber descubierto este espacio. Espero seguir descubriendo a nuevas protagonistas.

    Le gusta a 1 persona

  15. […] de las mujeres se hace “ahistórica”, al vivir fuera del mundo de las empresas masculinas…”[1] Las mujeres no aparecen en la historia con igual intensidad que los hombres, y no por falta de […]

    Le gusta a 1 persona

  16. Agata dice:

    Excelente! celebro la aparición tan necesaria de estos espacios!

    Le gusta a 1 persona

  17. cocó galli dice:

    Excelente el blog y el propósito de visibilizar, de entrar en la historia para quedarnos, para no tener que comenzar siempre desde cero. Gracias!

    Le gusta a 1 persona

  18. Larga vida a Zaha Hadid, Eva Jiřičná, Gae Aulenti, Carme Pinós y tantas otras arquitectas que pueblan el mundo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: