Maria José Marques da Silva 1914-1996

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Maria José Marques da Silva fue una arquitecta portuguesa, nacida en Oporto en 1914. En el año de 1943 obtuvo su título de arquitecta en la Escuela de Bellas Artes de Oporto, siendo la primera mujer graduada en dicha escuela. Hija de Maria Júlia Lopes Martins y del famoso arquitecto José Marques da Silva, trabajó en su estudio durante sus años de carrera. Posteriormente abrió su propio estudio con el arquitecto David Moreira da Silva (1909-2002) con quien contrajo matrimonio en 1943. Junto a él diseñó numerosos edificios para su ciudad natal. Maria José fue la portavoz del legado de su padre y en su testamento proveyó de fondos a la Universidad de Oporto para la creación del Instituto José Marques da Silva, actualmente, Fundação Marques da Silva.

Desde 1940 y después de la participación en los planes de Coimbra y Luanda junto con Etienne Groër, María José y David, participaron en el planeamiento urbano de la ciudad mientras completaban trabajos iniciados por José Marques da Silva, quien falleció en 1947. Su obra se caracteriza por una continuidad en la línea de pensamiento y el diseño del proyecto, desde la planificación a escala urbana, hasta la precisión constructiva. Sus proyectos de espacio público, que poseían una perspectiva estratégica más que de embellecimiento, son un ejemplo entre estas dos dimensiones. Sus escalas de intervención iban desde el edificio monumental hasta la escala de calle, teniendo en cuenta la preservación de la calidad del diseño y el rigor de la construcción como un enlace.

Sus principales proyectos fueron el edificio Trabalho e Reforma (Oporto, 1949-1953) y la Torre Miradouro (Oporto, 1963-1969), el edificio de la Cooperativa dos Pedreiros (Oporto, 1934-1939), el Palácio do Comércio (Oporto, 1944-1946). En este último proyecto se aprecia la monumentalidad de la piedra, la fuerza de la estructura metálica y el rigor de su composición en una inusual combinación de volúmenes, ejes, formas y marcas de expresividad. Un segundo grupo de obras importantes se llevó a cabo desde las órdenes de la Iglesia (Oporto, Braga y Guimarães). El proyecto para el Santuario de Nuestra Señora de Sameiro (1947) y el Santuario de Penha en la Iglesia de São Torcato en Guimarães, son el manifiesto de la representación simbólica que revela la concepción arquitectónica de la pareja.

En la década de 1970, tras sentirse relativamente defraudados por el debate que se mantenía respecto a la transformación urbana de las ciudades portuguesas, la pareja decide dedicarse a la agricultura en sus propiedades en Barcelos. No obstante, María José Marques da Silva continuó con su gestión de organización del 40º Congreso en 1986 de la Asociación de Arquitectos Portugueses que tuvo lugar en el Palácio da Bolsa. María José fue la portavoz del legado de su padre y en su testamento proveyó de fondos a la Universidad de Oporto para la creación del Instituto José Marques da Silva. Actualmente, la Fundação Marques da Silva extiende el legado de la pareja en la arquitectura, a la vez que se dedicada al estudio y la protección de la cultura arquitectónica.

Más información

Universidade de Porto, Maria José Marques da Silva 

Edifício-Torre Miradouro

Anuncios
Etiquetado , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: