Carla Juaçaba 1976

Carla Juaçaba

 

 

 

 

 

 

 

 

Carla Juaçaba es una arquitecta que trabaja en Rio de Janeiro donde se dedica al diseño de diversos espacios con una mirada disciplinar que pone acento en el particular y exuberante contexto brasileño. Sus trabajos han sido publicados en diversos medios. En 2013 ganó la primera edición del premio internacional ArcVision – Mujer y Arquitectura, un premio internacional para la arquitectura social de las mujeres establecidos por Italcementi Group

Carla Juaçaba nació en Río de Janeiro, Brasil en 1976. Estudió arquitectura en la Universidad Santa Úrsula, en Rio de Janeiro. Egresó como arquitecta en 1999.

Desde 2000, desarrolla su práctica profesional de la arquitectura y la investigación de manera independiente desde su oficina de Río de Janeiro. Lleva a cabo proyectos públicos y privados, centrando su trabajo sobre todo en el diseño de viviendas, a partir del estudio detallado de sus programas. Cuenta con un equipo de colaboradores con los que comparte el desarrollo proyectual y discute las diversas facetas de sus propuestas.

Como estudiante universitaria trabajó con la arquitecta Gisela Magalhães de la generación de Niemeyer, sobre todo en el área de exposiciones relacionadas con las artes nativas brasileñas y los museos históricos.

Como parte de su producción pueden mencionarse algunas obras significativas: la Casa Rio Bonito, del año 2005; la Casa Varanda, del año 2007; la Casa Mínima, del año 2008 y la Casa Santa Teresa, del año 2012. La casa varanda, cuenta con la particularidad de haber sido diseñada para la nieta del arquitecto Sergio Bernardes y su pareja, un artista plástico colombiano, lo que representó para la arquitecta Carla Juaçaba un verdadero desafío. Al principio los habitantes querían que la casa se pareciese a la Casa Lota hecha por su abuelo en 1950. De esa idea surgen algunos aspectos, sobre todo la expresión material del techo. La evolución de ese proyecto puede definirse a partir de la noción de interactividad entre clientes y proyectistas.

Entre sus trabajos más recientes se encuentra el pabellón efímero concebido en conjunto con la escenógrafa y directora de teatro Bia Lessa. Dicho edifico puede definirse a partir de un sistema de andamios, translúcido, que se expone a diversas condiciones climáticas: luz, calor, lluvia, sonidos de olas y viento, y que pretende recordar la fragilidad humana, cuando se la compara con el resto de la naturaleza.

Juaçaba además trabaja en el medio académico. Actualmente es profesora en la Escuela de Arquitectura de la Pontificia Universidad Católica PUC-RJ. También desarrolla investigaciones, dicta conferencias, y participa en bienales y exposiciones internacionales. Recientemente fue Jurado de BIAU Bienal Ibero Americana en Madrid, España, 2012 y además en 2013 ganó la primera edición del premio internacional ArcVision – Mujer y Arquitectura, un premio internacional para la arquitectura social de las mujeres establecidos por Italcementi Group.

En marzo de 2015 fue seleccionada como parte del colectivo “Arquitectas invisibles”, que con objetivo de celebrar el día de la mujer e identificar y enaltecer su trabajo, compartió parte de su producción.

En lo que a la arquitectura comprometida con su contexto refiere, en una entrevista la arquitecta Carla Juaçaba expresa que:

el aspecto más importantes que debe abordarse es el contexto en el que se está proyectando: el medio ambiente, el clima, la luz natural, posibilitan aprovechar todo su potencial, que deriva en uso de materiales localesUno de los objetivos principales de la arquitectura sostenible es construir con lo que se tiene disponible. Los materiales que utilizamos son sostenibles y pueden ser totalmente reciclados; un material que ha sido, y que se convertirá en el futuro, en otros proyectos.

También se preocupa por el rol de las mujeres en la arquitectura:

referir a las mujeres arquitectas es un tema complejo; no sólo porque es una profesión aún muy masculina y debemos imponer mucho para ganar espacios, incluso pequeños. Pero creo que no hay ninguna diferencia entre el trabajo de los hombres y la de las mujeres, y es alentador ver a las mujeres arquitectas. (…) Creo que ser un arquitecto en el Brasil de hoy no es lo misma para hombres y para mujeres. Escuelas de arquitectura muestran una situación muy contradictoria: más del 70% de los estudiantes matriculados son mujeres, mientras que en el trabajo de la vida profesional son en su mayoría hombres. Es una cuestión difícil de entender, pero nadie habla de ello. Es fácil hablar de la igualdad entre los sexos, pero la realidad muestra que todavía hay un largo camino por recorrer. 

Más información en:

Página del estudio de Carla Juaçaba

Federica Maietti e Simona Ferrioli, Intervista a Carla Juaçaba, vincitrice dell’arcvision prize Women and Architetecture, 2013. Architetti.com

Ferreira Mendes, Ana Carolina, Casa varanda, en Casas, 30-60 cuaderno latinoamericano de arquitectura nº46, 2015

Ferreira Mendes, Ana Carolina, pabellón humanidade 2012, en Espacio Público, 30-60 cuaderno latinoamericano de arquitectura nº 47, 2015

Anuncios
Etiquetado , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: