Martha Schwartz 1950

Martha+Schwartz

 

 

 

 

 

 

 

 

Martha Schwartz es una reconocida paisajista de origen estadounidense. Sus propuestas emparentan el paisaje con el arte contemporáneo. En su trabajo destaca la preocupación por el espacio público y el medio ambiente en obras que abarcan todas las escalas, desde las microintervenciones artísticas, llegando a masterplans y a remediaciones de paisajes. Socia principal de Martha Schwartz Partners y convocada por arquitectos de renombre para el diseño de sus espacios exteriores, tiene obras en todo el mundo.

Martha Schwartz nació en 1950 en Filadelfia, Estados Unidos. Se crió en un hogar junto a cuatro hermanas, lo que según ella explica su espíritu comunitario. Su padre era arquitecto. Hizo su licenciatura en Bellas Artes en la Universidad de Michigan y luego de graduarse, en 1973, continuó en la misma institución un master en Arquitectura del Paisaje. Hace una estancia de verano en el estudio de Peter Walker, quien había sido socio de Hideo Sasaki. El es el primero que le habla de la conexión entre el arte y el paisaje. Mientras tanto, completó sus estudios ingresando en la Escuela de Diseño de Harvard, de donde egresó en 1977. Se casan cuando ella tenía 29 y él 47.

Uno de sus primeros proyectos fue el provocativo Bagel Garden (1979), que consistió en una intervención artística en el jardín de su casa en Boston, con grava púrpura y bagels, panes tradicionales de la cocina judía, dispuestos de manera geométrica. La idea era sorprender a su marido al regreso de un largo viaje, transformando el espacio con materiales económicos y cotidianos. En la propuesta, donde prima el carácter lúdico, ya se manifiesta el interés por el arte pop (Jasper Johns y Andy Warhol) y el land art (Robert Smithson, Richard Long, Michael Heizer, Mary Miss) que aparecerá en obras posteriores. El jardín fue el lanzamiento de su carrera y fue tapa de la revista Landscape Architecture.

Entre 1983 y 1989 se suma como socia del estudio de Peter Walker, de quien posteriormente se divorcia. Sus hijos se criaron en el estudio:

Es la única manera que sabía de combinar el trabajo y la familia. Siempre he querido dejar claro de que es posible tener hijos, ser una mujer y romperse el trasero en el trabajo (…) No podemos proceder como si todos fuéramos varones. No somos. Si las mujeres necesitan estar con los niños, que así sea.

Entre los notables proyectos que realiza con su socio están la Tanner Fountain en Harvard y el Burnett Park en Texas. Si bien estas obras aparecen en el libro Minimalist Gardens de Walker, indicando la participación de Schwartz, no ocurre lo mismo en la página web actual de PWP Landscape Architecture.

Schwartz fundó su propio estudio en 1990 en Estados Unidos y cuenta con oficinas en China y el Reino Unido, desde donde elabora proyectos para más de 20 países alrededor del mundo. Normalmente, éstos consisten en la creación de espacios públicos, el diseño de programas sustentables de gran escala, y la regeneración de áreas olvidadas. Todas sus iniciativas comparten una misma visión de la arquitectura del paisaje, que incluye al medio ambiente, el arte y la calidad de vida como elementos fundamentales.

Schwartz reflexiona sobre su disciplina:

Veo a los paisajes como una herramienta. Nosotros hacemos los paisajes urbanos, no vinieron a nosotros así, no son naturales, porque cuando vivimos en la ciudad construimos el ambiente en el que vivimos. El paisaje tiene muchas funciones, pero una de las más importantes es conectar a la gente entre sí.

La arquitecta considera que el paisaje urbano está en transformación constante, y entender esto es crucial para el rendimiento y la habitabilidad de una ciudad. Conformado por las operaciones sociales, culturales, económicas y políticas de las personas y las comunidades, estos sistemas generados tienen su raíz en la propia conducta humana. Por eso, Schwartz hace hincapié en la comprensión del comportamiento social para incluirlo en el proceso de planificación y diseño, sin el que sería imposible diseñar espacios públicos agradables, o alcanzar la sustentabilidad en cualquier escala.

Al respecto, Schwartz detalla:

El tiempo que pasamos en la calle es mucho mayor que el que pasamos en un parque. Cuando logramos que las calles estén bien diseñadas para que podamos caminar, andar en bicicleta, disfrutar de las sombras, etc., lo que hacemos es construir ciudades en donde las personas puedan funcionar.

Para Schwartz, la ciudad para vivir es aquella que despierta un sentido de pertenencia y una conexión emocional en las personas.

Hablar de paisaje urbano es promover tanto la salud humana y ambiental como proporcionar el escenario para la interacción social y la integración de las comunidades inmigrantes. Schwartz considera que si una ciudad está bien planificada y sus plazas y calles públicas fueron correctamente diseñadas, éstas pueden ayudar a estimular la regeneración y financiar una economía urbana. Y destaca que muchos alcaldes reconocen el rol del paisaje urbano en la conservación de la población existente y como elemento de atracción para captar nuevos habitantes que contribuyan a una ciudad más próspera.

En 2000 participa diseñando el espacio abierto del conjunto de viviendas que forma parte de una experiencia de diseño habitacional feminista. En esta iniciativa de Arata Isozaki, localizada en Kitagata, Japón, fueron convocadas arquitectas para la realización de cuatro edificios: Akiko Takahashi, Kazuyo Sejima, Christine Hawley y Elizabeth Diller.

Schwartz vive en Londres, un lugar que admira:

Amo Londres porque no necesito un auto, puedo usar el transporte público (…) Estoy impresionada por Europa, porque pasaron por mucha presión por el precio del combustible, de hecho no está subsidiado, la gente paga mucho por él. Los europeos desarrollaron mucha tecnología para hacer edificios inteligentes, pero lo que más me valoro de ellos es que expandieron la noción de sustentabilidad no sólo para a los edificios sino a las comunidades y ciudades.

Su estudio recibió varios premios por su labor: el ASLA Landmark Award 2012 por Yorkville Park, el premio de la Asociación Británica de la Industria del Paisaje en la categoría Regeneración en 2008; el Chicago Athenaeum Award al mejor diseño global en 2007 por Península Leamouth; el ASLA Honour Award 2007 por Mesa Arts Centre; el Urban Land Institute Award a la Excelencia en 2006; y el Cooper-Hewitt National Design Award, en 2006.

Actualmente, Schwartz es Profesora titular de Práctica del Paisajismo en la Escuela de Diseño de la Universidad de Harvard y miembro fundador de grupo de trabajo Ciudades sustentables en la misma institución. Además, da conferencias en todo el mundo.

Referencias:

Página web oficial de Martha Schwartz

Bernstein, Fred, At home with/Martha Schwartz; Making Landscapes Pop, The New York Times

Kost Gross, Heidi, An Interview with Martha Schwartz, New England Landscape Design a History Association

Anuncios
Etiquetado , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: