Kathryn Findlay 1953-2014

Co-titular del estudio Ushida Findlay junto a Eisaku Ushida, Kathryn Findlay dejó una obra caracterizada por un espíritu lúdico, atravesada tanto por el respeto a la tradición como por una búsqueda experimental. Al poco tiempo de graduarse de la Architectural Association de Londres, viajó a Japón, donde fundaría su estudio y viviría los próximos 20 años, hasta que en 1999 regresó a Inglaterra. En el país nipón trabajó en el estudio de Arata Isozaki antes de emprender su carrera personal, y se convirtió en la primera mujer en ser nombrada Profesora Asociada del Departamento de Arquitectura de la Universidad de Tokio. Junto con el artista Anish Kapoor, fue la autora de la torre ArcelorMittal Orbit, en el Parque Olímpico de Londres.

Solo un par de horas antes de conocerse la noticia del fallecimiento de la arquitecta británica Kathryn Findlay, el 10 enero de 2014, se supo que le había sido otorgada la edición 2014 del Premio Jane Drew por su “aporte fundamental al mejoramiento de las mujeres dentro del campo de la arquitectura”. El galardón, creado en honor a la arquitecta inglesa Jane Drew, primera titular de cátedra mujer en la Universidad de Harvard y MIT, reconocía así el trabajo de una de las arquitectas más singulares de su generación, dueña de una obra donde lo terrenal parecía fusionarse con lo hi-tech, cabalgando al mismo tiempo entre lo primitivo y lo futurista.

Nacida en Forfar (Escocia) y formada en la emblemática Architectural Association de Londres, fue discípula de Peter Cook (fundador del Grupo Archigram) y de Leon van Schaik, quien inspiraría en ella la idea de pensar el espacio como un bloque sólido, pasible de ser moldeado desde el centro hacia la periferia. En 1979 viajó a Japón para trabajar en el estudio de Arata Isozaki; fue allí donde conoció a Eisaku Ushida, con quien se casaría en 1983 y eventualmente formaría el estudio Ushida Findlay tres años después. A lo largo de los 20 años que vivió en Japón forjaría una obra con un fuerte sello personal, mientras que en el campo de la docencia, fue la primera mujer en ser nombrada Profesora Asociada del Departamento de Arquitectura de la Universidad de Tokio, además de ser el primer extranjero, hombre o mujer, en enseñar en ese establecimiento desde la Era Meiji (1868-1912).

A la hora de describir su forma de proyectar, Findlay solía usar la imagen de un gusano que va comiéndose una manzana, esculpiendo el espacio desde adentro hacia afuera, en vez de la forma tradicional de pensar un edificio, materializándose desde el exterior hacia el interior. “La forma es el resultado del espacio y de los movimientos internos”, era su explicación. Trabajaba en base a maquetas y bosquejos hechos a manos, con los cuales encaraba un extenso proceso de prueba y error hasta finalmente lograr lo que buscaba. Es notable en ese sentido la Casa de Paredes Entramadas (Tokio, 1993), donde trabajó con curvas y una idea de espacio fluido y dinámico, todo hecho en hormigón, cuando el software paramétrico aun estaba lejos de ser una tecnología al alcance de todos. La Casa Suave y Peluda (Tokio, 1994) (llamada así por la admiración del cliente por Salvador Dalí, quien había vaticinado que la arquitectura del futuro sería “suave y peluda”) se erige como una pieza orgánica, hecho con paredes ligeramente irregulares que dan la impresión de haber “surgido” naturalmente desde el suelo. La vivienda se organiza en torno a un patio descubierto, donde un volumen azul rompe la regularidad sobre uno de los vértices, en una suerte de cruza entre la ciencia ficción y la naturaleza. La cubierta funciona a su vez como una gran terraza verde.

Tras separarse de Ushida, Findlay regresó a Inglaterra en 1999, donde hizo el Museo y Tienda para los Teletubies (Startford-upon Avon, 2003) y la Casa de la Pileta 2 (Chilterns, Reino Unido, 2009). En esta obra, que fue concebida como una edificación que debía enlazar dos construcciones existentes, Findlay trabajó con una estética que podría definirse de alguna manera como un rústico high-tech: mientras que el cerramiento vertical es una gran superficie vidriada, para el techo se hizo una cubierta vegetal. Tal vez su obra más conocida sea la torre ArcelorMittal Orbit en el Parque Olímpico de Londres (2012), que hizo junto con el artista Anish Kapoor. Si bien el diseño original es de Kapoor y Cecil Balmond, Ushida Findlay Architects fue contratado para realizar todos los elementos arquitectónicos que componen la estructura, y a su vez estuvo a cargo de la escalera helicoidal metálica, que envuelve a la escultura mientras va ascendiendo hasta el mirador en el punto más alto de la torre. Víctima de un tumor cerebral, Kathryn Findlay falleció a los 60 años.

Anuncios
Etiquetado , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: