Maite Fernández 1967

foto-15 (1)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Nacida en Buenos Aires, esta arquitecta rosarina de amplios intereses comenzó y desarrolló su trabajo profesional por más de veinte años junto a Gerardo Caballero, con quien comparte premios por trayectoria y obras (Konex, Clarín, Arquitectura Argentina, CICA). Se encuentra desde el 2014 emprendiendo un nuevo camino de trabajo independiente y acción solidaria haciendo uso de sus saberes en gestión y arquitectura en pos de empoderar a mujeres para el logro de sus microemprendimientos y mejorar su hábitat.

Maite Fernández nació en Buenos Aires pero cuando tenía 4 años su familia se mudó a Rosario, ciudad a la que considera suya sintiéndose desde siempre rosarina. Pasó su infancia disfrutando de las aguas de ese río marrón y de sus islas. El modo desprejuiciado y natural con que se conectó con ese entorno es el mismo con el que se mueve en su vida privada y profesión.

Estudió arquitectura en la Universidad Nacional de Rosario. Fue allí y mientras cursaba el último año de la carrera, que junto con otros nueve estudiantes de arquitectura asesorados académicamente por un grupo de reconocidos arquitectos, que posteriormente formaron el mítico Grupo R, forma parte de la organización del Congreso Nacional de Arquitectura, Pre Bienal 91 La Construcción del Pensamiento, evento de gran repercusión por la amplia convocatoria y los aportes que generó en el medio.

Como secuela de este congreso, emprende su desarrollo profesional realizando pasantías en distintos estudios de arquitectura y en lo personal comienza su relación con Gerardo Caballero con el que termina compartiendo vida y trabajo por más de 20 años.

Fernández comienza a desempeñarse en el estudio en 1993, como dibujante de la Biblioteca del Parque de España de Rosario. En 1995, embarazada de su primera hija dibuja minuciosamente cual obra de arte los planos para el Concurso Pasaje Juramento. Durante la primera etapa, ejerce un rol más de acompañante tanto a través de los viajes académicos que realiza su pareja como en el estudio de arquitectura. Allí tiene una participación activa en el trabajo diario, en los muchos concursos a los que se presentan (1997 – 1ª Premio Concurso EPE, 2ª Premio Concurso Internacional MALBA, 1999 – 1ª Premio Concurso Facultad de Ingeniería, obra construida) aportando a partir de sus estudios de paisajismo y prácticas de jardinería en grandes extensiones (2005 – Edificio Brown, 2007 –Concurso Internacional de Ideas Parque cabecera Puente Rosario Victoria, 4ª Mención, 2007/9- Edificio Güemes), pero repartiendo el tiempo con la dedicación a su maternidad. Refiriéndose a ese momento de su vida dice:

Mientras los niños son pequeños hay más cabeza para acompañar que para generar. La energía primaria está puesta en la crianza.

Es a partir de la experiencia de Ciudad Ribera, Desarrollo urbano de Puerto Norte (2008) debido al volumen y diversidad de programas a resolver, y con sus hijas más crecidas, que empieza a tomar un rol más protagónico en el estudio que pasa a llamarse, Caballero – Fernández. Encuentra después de tantos años de trabajo, dedicación y observación el espacio propio donde poner foco: la gestión y la organización

Con el fin de afianzar estas áreas a partir del 2010 estudia en la Facultad de Ingeniería de Rosario, la Maestría en Gestión Empresarial

Todo este bagaje lo pone en práctica en pos de la transformación del Estudio a favor de mayor efectividad en tiempos y logros aprovechando el potencial de cada uno de sus integrantes. Dentro de esta etapa es que proyectan entre tantas otras obras el Edificio Catamarca 3993, en el que son sus propios comitentes, la Casa Miraflores y la Casa Fonseca con la que cierran su experiencia como Estudio Caballero – Fernández.

Esta arquitecta que cree en el trabajo en equipo y que la suma de habilidades enriquece, considera que las mujeres son más perceptivas e intuitivas y tienen la capacidad de concretar varias cosas a la vez,

Actualmente a la par de su tarea profesional independiente , y luego de años de una transformación interna con respecto a la mirada y experimentación de la vida, realiza un Curso de Medicina Aborigen en Córdoba y participa junto a otras profesionales del “Banquito Solidario” aportando preparación y asesoramiento a otras mujeres, para concretar microemprendimientos y mejoras en su vivienda.

Su amplia búsqueda se refleja en sus propias palabras:

Siempre trato de seguir mi instinto curioso y activo, el que me lleva a explorar, dentro y fuera de la arquitectura, nuevos campos de conocimiento, que me enriquezcan como persona. La vida es demasiado rica como para dedicarse solo a la Arquitectura.

Referencias

Estudio Caballero – Fernández

Revista Mujer Country

Anuncios
Etiquetado , ,

6 pensamientos en “Maite Fernández 1967

  1. Cayetana Mercé dice:

    Que bueno, Paola Zini! Congrat!

    Le gusta a 1 persona

  2. Sandra Gutiérrez Poizat dice:

    Emocionante ver la obra de Maite! Gracias Paola Zini!

    Me gusta

  3. Reblogueó esto en .

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: